Enrollado de seitán navideño

17 12 2013

Había prometido subir una receta de lo que fue mi cena navideña el año pasado y que tuvo bastante éxito entre veganos y no veganos.

Este enrollado de seitán puede parecer complicado de hacer pero una vez que se entiende bien el proceso y se agarra el truco no es difícil y vale la pena. Se ve espectacular!

Nosotros lo servimos con arroz árabe y con una salsa de champiñones riquísima. Una ensalada de pasta también es buena idea. Y listo!una cena vegana deliciosa, completa y con una pinta increíble.

La receta la saqué de la web de PPK. Hay muchas recetas buenísimas para fiestas.

DSC_0344

Ingredientes

Seitán

  • 2 tazas harina de gluten
  • 3/4 taza de frijoles rojos cocidos
  • 3 dientes de ajo
  • 1 1/2 tazas de caldo de verdura
  • 2 cdas aceite de oliva
  • 3 cdas sillao
  • 1 cdta comino
  • pimienta
  • especias varias (tomillo, paprika, orégano o las de su preferencia)

Relleno

  • 200gr de champiñones (una bandeja)
  • 1 poro
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 taza de pan molido
  • 1/4 taza de caldo de verduras

Preparación

Primero preparamos el seitán. Quienes estén acostumbrados a preparar su propio seitán esto lo harán en 15 minutos. No es nada complicado. Solo hay que mezclar los ingredientes líquidos por un lado y los secos en otro. En este caso, los frijoles los licuamos con el ajo y mezclamos con los líquidos. Lo que hacen es ayudar al seitán a tener mejor consistencia.  Entonces mezclamos: frijoles licuados, caldo, aceite y sillao. Y echamos esta mezcla poco a poco sobre la mezcla seca revolviendo con cuchara de madera.No echar todo de golpe porque a veces no necesita todo el líquido. A mí me pasa que me sobra una cucharada aproximadamente de líquido.

Una vez listo el seitán, amasarlo con la mano y aplastarlo hasta darle la forma de un rectángulo. Colocarlo sobre papel aluminio en esta forma. El rectángulo debe ser de más o menos 20cm de largo por 10 de alto. Hay que tener cuidado de que quede parejo porque a veces se hacen agujeros al estirarlo. Si pasa esto, cubrir el agujero con un pedazo de seitán y no pasa nada.

Reservar el seitán mientras hacemos el relleno.

Para hacer el relleno, picar los champiñones y el poro en láminas y saltearlos en una sartén durante 10 minutos con un poco de sal y ajo picado.  Cuando estén dorados, agregar el pan molido (pueden ser migas también) y el caldo de a pocos.

Dejar que se vayan integrando los sabores. Las migas van a absorber el líquido y se van a dorar también.  Corregir la sal y agregar un poquito de pimienta.

El relleno puede variar también. Si les gusta el pimiento rojo pueden poner también o cualquier otra verdura.

Retirar el relleno del fuego y con una cuchara ponerlo sobre el rectángulo de seitán.  Dejar un margen de 2 centímetros por la parte de arriba y abajo para poder enrollarlo con comodidad. Aplastar bien el relleno para que quede compacto y pegado al seitán.  Comenzar a enrollarlo con cuidado de arriba hacia abajo. A algunas personas les ayuda enrollarlo con el papel aluminio para poder ir haciendo presión mientras se enrolla. Cuando se termina de enrollar, dejar el final hacia abajo para que no se abra.  Enrollar en el papel aluminio apretando bien sobre todo los extremos. Si sirve de ayuda poner mondadientes en los extremos para asegurarlos bien.

Es normal que se abra un poco, pero como está cubierto por el aluminio no se va a caer el relleno. Así que no es problema.

Llevar el seitán al horno durante 35 minutos a 190 grados. 20 minutos de un lado y 15 del otro. Si cuando lo retiras le clavas un palillo y no está firme, déjalo unos minutos más. Debe quedar firme pero no duro pues cuando se enfríe va a adquirir más consistencia. Yo la primera vez se me pasó la mano y luego cuando lo comimos estaba un poco duro.

Espero que les guste la receta y se animen a hacerla!





Risotto de champiñones y espárragos

13 11 2013

Hola chicos. Seguimos con las recetas de comida internacional :) espero que no les moleste, pero es lo que más estoy haciendo ahora. Así que decidí compartirlo.

Este plato es uno de nuestros favoritos en casa. Siempre me pareció difícil de hacer pero con el tiempo le agarré el truco y ya casi me volví experta.

Lo más importante es el arroz adecuado. El arroz del risotto es un arroz especial llamado arbóreo. Lo pueden intentar hacer con cualquier otro arroz pero no les quedará igual. Este arroz tiene la particularidad de que bota mucho almidón durante la cocción, lo que le da al risotto esa cremosidad que nos encanta y que lo caracteriza.  Conseguir arroz arbóreo es fácil en Lima ahora. En cualquier supermercado se encuentra. Yo he comprado marca Costeño y está bueno.

En este caso le agregué champiñones y espárragos, pero pueden usar otra verdura como zucchini, guisantes. Inlcuso lo hago solo con champis a veces sino tengo verdura y queda genial.

1459659_1405697006334492_742338369_n

Ingredientes

  • 250gr de arroz arbóreo
  • 1 litro de caldo de verdura
  • 100gr de champiñones picados en láminas
  • 100gr de espárragos lavados y cortados
  • media cebolla mediana
  • diente de ajo
  • margarina
  • sal y pimienta
  • leche de almendra sin azúcar (opcional)

 

Preparación

Primero, ponemos una olla mediana al fuego con una cucharada de mantequilla. Cuando esté caliente sofreimos los ajos picados y la cebolla hasta que esté suave. Agregamos los champiñones y los espárragos.  Para que los espárragos queden tiernos hay que quitarles la parte dura de la base y si prefieren, cocerlos un poco en el microondas. Por ejemplo, unos 3 minutos en un bol.

Dejar que doren los champiñones y espárragos. La margarina que se usa aquí es por una cuestión de sabor. De ser posible buscar alguna que no tenga grasas trans y si no quieren usar margarina, se puede hacer con aceite de oliva. Lo importante es no dejar que se queme la margarina, mantener el fuego medio y remover.

Cuando están dorados, echar el arroz. y dejar que dore un poco también. Añadir la sal y pimienta. Luego corregiremos si falta.

Luego de un par de minutos agregar el caldo de verduras de a pocos. Yo lo echo en 4 veces. Que cubra el arroz y nada más. Dejar la olla sin tapa y esperar a que se consuma el agua. Cuando falte echar otro poco de caldo. Esta etapa es la más larga y requiere paciencia pues hay que estar mirando la olla para que no se nos queme el fondo.

Una forma fácil de hacer caldo de verdura es poner un cubo de caldo en un litro de agua caliente y deshacerlo.

La cocción del arroz tarda unos 20 minutos. Cuando ya hayan echado todo el caldo y el arroz esté casi listo se echa media cucharada de margarina para darle cremosidad. Yo le agrego también un chorro de  leche vegetal, en mi caso de almendra, sin azúcar. Lo revuelvo bien y espero que se consuma el exceso de líquido. Debe quedar semi-líquido. Corregir la sal si hiciera falta. Servir caliente.

Nota. En la foto le puse un poco de tocino vegano ;)





Panqueques veganos

20 06 2013

Es fin de semana y no tienes que levantarte temprano. No tienes prisa. Afuera hace frío y no tienes ganas de asomar la nariz a la calle.  Mejor te quedas en casa, te preparas algo rico de desayunar y te envuelves en tu manta con un buen libro o una película.  O quizás es tarde no tienes ganas de salir y te apetece un dulce. Algo calórico, para engreir al cuerpo y combatir el bajoneo invernal.

Esta receta es ideal para mimarse o mimar a tus seres queridos y es de esas recetas que encantan a todos porque se pueden hacer en familia.

En casa de mamá, la hacíamos seguido los fines de semana que teníamos más tiempo para compartir en la mesa. La receta no era vegana, llevaba leche, pero esta versión vegana es igual de buena.

DSC_0035

Ingredientes (14 unidades aprox)

  • 1 1/3 Tazas harina
  • 1 cda azúcar
  • 1 1/2 tazas leche soja
  • 2 cdas aceite neutro
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1/4 cdta sal
  • 1 cdta extracto vainilla
  • 1.5 cda agua aprox

Preparación

En un tazón mezclar los líquidos: leche de soja, aceite, vainilla y azúcar, con varillas para que el aceite se integre al resto.

Aparte, mezclar los ingredientes secos: harina tamizada, polvo de hornear, sal.

Echar de a pocos los ingredientes secos en los líquidos. Mezclar con varillas para evitar que se formen grumos.

Agregar una a dos cucharadas de agua a la mezcla, dependiendo de la textura. Debe quedar espesa.

Calentar una sartén pequeña y untarla con aceite neutro. Suficiente para que no se pegue la masa.

Una vez que la sartén esté caliente, verter un poco de la masa en el centro formando un círculo. Yo pongo la masa en una jarra y la voy echando, pero si quieres que te queden todos los panqueques del mismo tamaño es mejor usar un cucharón para tomar siempre la misma cantidad de masa.

A fuego medio, esperar que se dore el panqueque. Sabemos que está dorado cuando por el lado de arriba se hicieron burbujas y está cocido. Dar la vuelta y esperar que dore del otro lado.

Para el siguiente, poner un poco de aceite más. Sería ideal en spray, pero sino se puede untar aceite con un papel para no excedernos.

Poner los panqueques en un plato y comerlos con lo que queramos: mermelada, chocolate, crema, frutas frescas, miel de maple.





Crema de zucchini y arroz

11 06 2013

Empezó a hacer frío en Lima y a mí me provoca tomar cremas de verduras.  Han probado hacerlas alguna vez? Es muy fácil y rápido. Además sirve como una entrada en la comida o una cenita ligera. Yo hago un poco más y dejo un poco para cenar.

Se puede hacer esta receta con muchas verduras. Yo la he probado con zapallo, zucchini y con tomate. Y se me ocurre ahora con brócoli, apio, poro, etc. o también mezclando varias.

En esta receta, yo le agregué arroz cocido para darle textura a la crema y no quede muy aguada. En las recetas no veganas, se usa crema de leche para darle textura pero como no tenemos esto en Lima, pues nos las arreglamos con lo que hay. También hay verduras más cremosas que otras, como el zapallo, a las que con un chorrito de leche de soja (sin endulzar) le podemos dar la textura de una crema.

IMG_20130603_204852

Ingredientes (4 personas)

  • 1 zucchini
  • 1/4 taza de arroz
  • media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • croutones (opcional) para servir o albahaca en polvo

Preparación

En una olla mediana, poner un poco de aceite de oliva y sofreír la cebolla cortada en cubitos. Cuando esté transparente, agregar el ajo picado. Echar un poco de sal y pimienta.

Echar el arroz y el zucchini pelado y cortado en dados. Dejar que se fría un poco unos minutos. Luego echar agua hasta cubrir la mezcla y tapar. Cocinar a fuego medio hasta que el arroz esté hecho. Si faltara agua, aumentar hasta que el arroz esté cocido.

Una vez que el arroz esté bien cocido (incluso cocido en exceso) tenemos dos opciones.  O ponemos toda la mezcla en la licuadora, de a pocos, para hacer la crema o la trituramos directamente en la olla con una batidora de inmersión. Yo utilizo esta última.

En ambos casos, es importante que la cocción tenga suficiente agua para que pueda quedar cremosa. En la licuadora, echar de a pocos la mezcla e ir licuando. Una vez que está todo licuado, volverlo a la olla.

No importa si quedan pedacitos de verduras, mientras sean pequeños. Corregir la sal y la pimienta y servir caliente espolvoreado con albahaca en polvo o con croutones (tostaditas de pan).





¿Dónde consigo productos veganos en Lima?

20 05 2013

Hola!

No, no estoy desaparecida :)  Sigo recibiendo sus comentarios y trato de responderlos todos. Lo siento si a veces me toma un poco de tiempo.

El post de esta vez busca responder algo que me preguntan mucho: ¿dónde consigo tofu en Lima? o ¿dónde consigo productos veganos en general?

Lamentablemente, en Lima no tenemos una tienda exclusiva de productos veganos como en otras ciudades del mundo, así que tenemos que buscar aquí y allá. Lo bueno es que tenemos mucha variedad de verduras y frutas frescas en los mercados, supermercados, bioferias (si queremos consumir orgánico). En otros países las verduras las importan y si compras en supermercado a veces no tienen sabor.  Me ha pasado comprar tomates para comerlos crudos con un poco de sal y llevarme tremenda decepción.

Vamos producto por producto y si me olvido alguno o me falta alguna información me avisan para agregarla.

Tofu

Nunca falta en mi refrigeradora un tupper con tofu y lo uso en muchas comidas o incluso para hacer sandwiches.

En Lima, solo se consigue una variedad de tofu. No tenemos el tofu seda, ni el ahumado, etc. Espero que pronto haya porque el ahumado está buenísimo para comer solo.

En cualquier supermercado encuentras tofu en tupper, en la sección de verduras. El tupper es de medio kilo y cuesta aproximadamente 11 soles. Yo confieso que casi nunca compro aquí porque me parece caro y no tan fresco.  Prefiero ir al mercado donde es hecho el mismo día.

El mercado de Surquillo es el que me queda más cerca pero en otros mercados se puede encontrar donde venden verduras chinas. En la calle Capón también he comprado y cuesta algo de 5 o 6 soles el molde.

Te lo dan en bolsa de plástico y en casa lo pones en un tupper con agua en la refrigeradora. Hay que cambiarle el agua cada dos días y no guardarlo más de una semana.

Carne de soya, gluten

La carne de soya deshidratada en bolsa la venden en supermercados. En la sección de productos dietéticos. Hay varios tamaños, grande y molida y en color carne y color blanco.

En algunos supermercados también se encuentran hamburguesas de soya y milanesas de gluten. Están en la sección de carnes lamentablemente y vienen en esas bandejitas de tecnopor blancas. En Tottus estoy segura que hay, en los demás supermercados no estoy segura.

Vienen en paquetes de 6 y cuesta algo de 10 soles, aproximadamente. Está bueno para tener en el congelador y salvarte en algún momento o para llevar a alguna reunión donde el resto de gente coma carne.

También se puede encontrar hamburguesas vegetales en tiendas naturistas como Madre Natura en Chiclayo con Comandante Espinar, en Miraflores. Tienen allí hamburguesas congeladas. Ya también hay una marca de hamburguesas que son mis favoritas: Dellanatura. Son veganas y vienen en paquetes de cinco. Se puede encontrar su página en facebook.

En las bioferias también he visto jamón vegetal hecho con gluten. Tiene la pinta de ser casero pero no lo he probado.

Por último, si quieren comprar seitán hecho hay páginas en facebook donde lo venden. Pero si quieren hacerlo a su gusto, pueden comprar la harina de gluten en algún mercado. En el de Surquillo la venden. También en Madre Natura.

Cereales y semillas

Me preguntaban también dónde comprar cereales integrales.  Yo creo que en la bioferia se puede conseguir mucha variedad.

El arroz integral yo lo compro en el supermercado. Hay muchas marcas ahora y está rico. Es mejor si se puede comprar bio.

Hay casas naturistas donde se puede comprar cereales también y semillas como linaza, chia, ajonjolí, etc. En Madre Natura he visto de todo. Y si no, cerca a los mercados suele haber algún distribuidor.

Leches vegetales y “lácteos”

Leche de soya encontramos en todos lados ahora. En el supermercado hay muchas marcas y presentaciones: en polvo, evaporada, lista para beber.

Otro tipo de leches vegetales no hay mucha variedad. He visto en Vivanda que venden leche de arroz en polvo pero es bastante cara. Y también tenían una leche vegetal con chocolate, pero igual más cara que las leches chocolatadas de vaca.  Da pena que no haya más oferta, se podría hacer leche de arroz, de almendra, de quinua, de avena, etc.

En todo caso, siempre está la posibilidad de hacerla en casa y más natural.

Respecto al yogur, solo hay la marca Soyvida para beber. Pero utilizan el colorante de cochinilla para darle color a la fresa y durazno así que no son aptos para vegetarianos. Yogur natural de soya he visto en Madre Natura y seguro hay en otras casas naturistas.

Quesos veganos no hay en Lima :(

Actualización: me dicen en un comentario que hay una opción de leches vegetales en Facebook:

https://www.facebook.com/lechesveganaslacow

No la he probado pero si la prueban me cuentan.

 

Agar agar

Me olvidaba del agar agar, tan útil para reemplazar la gelatina en las recetas. Yo la compro en dos formas: en polvo y entera.

Entera es más fácil de conseguir, la venden en el mercado donde compras verduras chinas y algas. Viene en un paquete que cuesta 10 soles. Es de color transparente.

En polvo se puede conseguir en las tiendas donde venden insumos para pastelería y abarrotes. La venden al peso. No recuerdo la dirección exacta de ninguna ahora.

 

Bueno, es la poca información que tengo ahora y que puedo compartir con ustedes. Si encuentro algo nuevo o tienen algún dato adicional me avisan para incluir la información.

Saludos!





Pizza vegana casera

29 01 2013

A quién no le gustan las noches de verano?

Confieso que no soy fan del verano. El sol, cuando está muy fuerte, me causa migraña y tengo la piel sensible. Así que de día, voy por la calle con sombrero, lentes y bloqueador. Tampoco me gusta la playa, aunque sí me gustaría que Lima tuviera un lindo malecón con acceso a playas de arena bien cuidadas, como he visto en otras ciudades. Lo que sí me encanta del verano son las noches.

Noches de aire tibio, ideales para salir a caminar, pasear en bici, o quedarse en casa con las ventanas abiertas disfrutando una película con una cerveza o una copa de vino y una pizza hecha en casa.

No es nada complicado hacer una pizza en casa.  Sobre todo si tenemos la salsa de tomate ya hecha. Yo compro una que viene en sobre y es muy práctica. La podría hacer casera pero me tomaría más tiempo la pizza y esta receta es para 30 minutos, no más.

Incluso es divertido hacer pizza con alguien, no? Lo intentan en casa, con su pareja, con sus hijos y me cuentan qué tal les salió y si la pasaron bien.

Los ingredientes no son nada que no tengan normalmente en casa, salvo la levadura seca. Esta la encuentran en cualquier supermercado y viene en paquetes pequeños. El paquete que yo tengo es de 125gr. Si cada pizza usa 20gr, vemos que con este paquete tengo para unas 6 pizzas.

Y para poner sobre la pizza, podemos usar las verduras que tengamos o queramos. Imaginación y creatividad: rodajas de tomate, cebolla, champiñones, zucchini, berenjena, aceitunas negras o verdes, pimiento, etc.

DSC_0380

Ingredientes

Masa

  • 1 1/2 tazas de harina
  • 1/4 taza de aceite oliva
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cdta de sal
  • 20gr de levadura seca
  • 1/2 taza de agua tibia + 1 cda
  • Un bol
  • Un trapo
  • Molde de pizza o plancha de horno rectangular

Pizza

  • 5 cdas de pasta de tomate
  • 3 cdtas de ajo molido o 3 dientes de ajo picados
  • verduras variadas:  2 tomates en rodajas, media bandeja de champiñones en láminas, aceitunas negras en rodajas, media cebolla cortada en pluma, zucchini en láminas
  • orégano
  • aceite de oliva

 

Preparación

Poner la harina en una superficie donde podamos trabajar con comodidad con las manos. Hacer un agujero en el centro y poner el aceite.

Los ingredientes secos los agregamos en la parte exterior de la harina: la levadura, el azúcar y la sal.

Integramos con la mano el aceite y la harina, moviéndolo en círculos dentro del agujero. Empezamos a echar el agua tibia de a pocos mientras seguimos removiendo en círculo con la mano. Vamos integrando toda la harina.

Debe quedar una bola uniforme, pegajosa pero unida. Enharinamos un bol y ponemos la bola dentro, tapándola con un trapo. La dejamos ahí 20 minutos, para que leve.

A los 20 minutos la sacamos. Debe haber duplicado su tamaño.

Aceitamos el molde de pizza que vayamos a usar. Yo uso la plancha del horno.

Nos aceitamos las manos y ponemos la masa en el molde. La estiramos bien, con cuidado de no romperla. La pizza que me sale es de 20x30cm más o menos.

Luego, ponemos la pasta de tomate sobre la masa. Si tienen ajo molido, lo mezclan con el tomate. Ponemos el ajo picado, y las verduras. Un chorro de aceite de oliva y orégano.

Hornearla a 180 grados unos 15 minutos.

A la mía le puse unas salchichas de seitán caseras que tenía en el congelador.

 





Tabouleh de quinua

23 01 2013

Hace calor, hace calor…

Esta semana está haciendo mucho calor en Lima. Me disculpan los lectores de otros países, donde llegan a los 40 grados en verano, por quejarme de calor cuando en Lima no hace más de 26 grados aún. Lo cierto es que el calor en Lima es bastante pesado. La humedad y la contaminación hacen que en verano nos sintamos en un sauna.  Además, el sol es más fuerte que en Europa, por ejemplo. En Lima me quemo la piel simplemente con caminar 10 minutos bajo el sol.

Así que sombrero, bloqueador y mucha agua. Y mucha fruta y verdura fresca.

Tengo aquí una receta adaptada del plato árabe tabouleh.  Normalmente, se hace con bulgur o couscous, pero esos cereales no tenemos por estas latitudes, así que usé un cereal muy nuestro: la quinua. Lo demás, es muy parecido al original: tomates, pepinos, perejil, cebolla, aceite de oliva.

Les prometo que les va a gustar.

DSC_0357

Ingredientes

  • 3 tazas quinua cocida con ajo y sal
  • 1 cebolla roja
  • 2 tomates
  • medio pepino
  • puñado de perejil
  • aceite de oliva
  • jugo de 3 limones pequeños

Preparación

Si no tienes la quinua cocida, hay que cocinarla con ajo molido y sal unos 15 minutos o hasta que el grano se abra. A mí me gusta ponerle orégano también porque me gusta aromatizada, pero no es necesario.

Una vez cocida, dejar enfriar bien. Debe estar fría antes de mezclarla con el resto de ingredientes. Y también hay que quitarle cualquier exceso de agua. Debe estar seca.

En un bol mediano, poner el tomate picado, el pepino y la cebolla picada, todo en cubos pequeños. La cebolla yo la lavo un poco luego de picada para quitarle el sabor fuerte. La pongo en un colador y la enjuago bien en agua. La seco con cuidado para que no quede agua.

Sobre las verduras picadas echar jugo de limón y un poco de sal. Remover. A mí me gusta con mucho jugo de limón, pero si no eres tan fan de lo ácido le puedes poner menos de 3 limones.

Dejar que las verduras se marinen un poco en el limón.

Así como está ya me lo comería a cucharadas :) le pongo un poco de perejil picado encima y lista la ensalada. Pero aún falta lo principal…

Encima de las verduras echamos la quinua fría. Le ponemos un chorrito de aceite de oliva encima y revolvemos bien.

Recomiendo invertir un poco en un buen aceite de oliva para comerlo crudo en aliño de ensaladas o para platos como este. Uno extra virgen y prensado al frío es ideal. Además que se nota la diferencia en el sabor.

Una vez revuelto todo, espolvoreamos el perejil picado por encima. Los platos árabes son muy aromáticos. Las hojas del perejil deben romperse para que se sienta el aroma.

Ya está listo!

En la foto se puede ver que yo, además de la quinua, le puse vainita cocida porque tenía un poco en la refrigeradora y quería usarla.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 611 seguidores