Tacu tacu con saltado de champiñones

23 02 2010

He tenido el blog algo abandonado este año, pero ya estoy de vuelta y con muchas ganas de probar nuevas recetas.

Comenzaré por subir una receta que tenía pendiente.

 Se llama Tacu tacu. Tradicionalmente este plato se prepara con la mezcla de arroz cocido y alguna legumbre cocida del día anterior (frejoles, lentejas, pallares, garbanzos). La versión gourmet se puede preparar con ingredientes del día y haciendo algunas variaciones con otros platos peruanos como tacu-chaufa (con arroz frito chino) o tacu-locro (con zapallo) incluso por ahí escuché la tacu-paella.  Yo aún no experimenté ninguna de estas versiones, ni siquiera las he probado. Primero me gustaría dominar bien la cocina tradicional y luego ya, con algo más de seguridad, probamos las variaciones, les parece?

Continuemos con el tradicional tacu tacu, de arroz y frejoles. Dicen que su origen se remonta al siglo XIX (como casi todos los platos de la cocina criolla peruana) y que era un plato frecuente en la cocina afroperuana de entonces. Una buena forma de aprovechar los restos de comida del día anterior. Quien haya guisado frejoles sabe que al día siguiente tienen mejor sabor, no? ;)

El plato se reduce a mezclar arroz y frejoles en una pasta homogénea y freírla como si fuera una tortilla. Así de simple. Para acompañarla, he preparado un jugoso saltado de champiñones en salsa de soya.

 Ingredientes (aprox. 2 porciones):

  • 1 cebolla morada
  • 100gr de frejol canario (judías, porotos) cocidos, mejor si es del día anterior
  • 1 ají amarillo sin venas ni pepas, o 1 cda de ají amarillo licuado
  • 1 taza de arroz blanco cocido
  • 1 cdta de ajo molido
  • aceite
  • orégano seco
  • sal y pimienta

 Para el saltado:

  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • Bandeja de champiñones
  • Salsa de soya
  • Plátano para freír (opcional)

Preparación:

Licuar los frejoles con un poco del agua de su cocción hasta que quede un puré y reservar.

En una sartén mediana, poner un chorrito de aceite de oliva y dorar el ajo y la cebolla picada. Cuando la cebolla esté transparente, agregar el ají amarillo y dejar que dore un poco, echar sal, pimienta y un poco de orégano. Mezclar.

Cuando los sabores están integrados, se agrega el arroz. Dorar ligeramente. Mezclar bien con la salsa.

Incorporar los frejoles licuados. Debe quedar una masa homogénea. Retirar del fuego. 

En otra sarten se coloca un poco de aceite y se echa una porción de la mezcla anterior (según esta receta la mitad). Freír a fuego alto hasta que la masa adquiera una costra dorada. Voltearla con cuidado para que no se pegue. A mí me gusta el sabor de esa costra dorada, así que cuando se forma en un lado vuelvo a mezclar la masa para que pedazos de la costra queden dentro de la “tortilla”  ;)

Ir mezclando y dorando. Esto puede tardar algunos minutos. Finalmente, se comienza a dar forma alargada con movimientos de la sartén.

Acá se necesita práctica. Yo varias veces al intentar darle vuelta he terminado con media tortilla fuera de la sartén.  

Una vez que ya tiene la forma y está bien dorada por ambos lados, se pasa al plato.

Se repite esta operación con el resto de la masa, dependiendo de cuántas porciones queramos conseguir.

 Para el saltado

 En la misma sartén poner un chorrito de aceite y freír la cebolla cortada en octavos. Cuando esté transparente, agregar los champiñones y al final el tomate también en octavos y sin semillas. Saltear un rato, sin que se deshaga el tomate. Agregar un chorro generoso de la salsa de soya, sal, pimienta.

Se puede agregar aroma con un poquito de perejil picado si se desea (mm cómo me recuerda esto al “lomo” saltado) y servir junto al tacu tacu. La idea es que quede bastante jugoso.

 Otra buena idea de acompañar, si es que no les parece suficiente con el saltado, es freír un plátano y añadirlo al plato. Los peruanos comemos así, abundante ;)

 Buen provecho!

Anuncios