Mazamorra de quinua

8 12 2010

 Hace días quería preparar esta receta y hoy tuve tiempo para poder cocinar sin prisas y disfrutando, que es como debe ser para obtener buenos resultados :)  La quinua (o quinoa) es un cereal andino y ya muchos deben conocer sus bondades: alto nivel proteíco, fácil digestión y muy versátil en la cocina.  En el Perú, su consumo tiene orígenes muy antiguos: junto con la papa, el maíz y otros cereales como la kañihua y la kiwicha constituían la base de la alimentación de los pobladores de los Andes.

Este postre es muy fácil de hacer y muy nutritivo.  Se puede consumir frío o caliente en invierno.  Está muy rico para cualquier época del año :)

Ingredientes

  • 2 tazas de quinua
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de leche de soja o cualquier leche vegetal aproximadamente
  • 4 cucharadas de azúcar integral
  • 2 cucharadas de maizena
  • ramita de canela
  • clavo de olor

Preparación

Lo primero que hay que hacer es lavar bien la quinua para quitarle la saponina y su sabor amargo.  Así la bolsa diga que está lavada, yo la lavo unas tres veces para estar segura.

Una vez lavada, ponerla en una olla con el agua y una taza de leche.  Mezclar bien y esperar que hierva. Agregar el azúcar,  la rama de canela y el clavo de olor.  La quinua debe hervir durante 10 minutos más o menos o hasta que el grano se abra y esté cocido.

Cuando esté hirviendo, mezclar dos cucharadas de maizena en una taza de leche fría  hasta que disuelva bien. Agregar esta mezcla a la quinua y revolver. Dejar que hierva unos minutos más.

Una vez cocido, retirar del fuego y dejar enfriar.  A mí me gusta que quede algo líquida así que si se secó mucho, se puede agregar un poco más de leche. También se puede servir con fruta picada. A mí me encanta con plátano en rodajas :)





Torrejitas dulces de plátano y zapallo loche

3 12 2010

Segunda receta con zapallo loche :)  Cuando cocinas para dos personas encuentras que un zapallo es bastante grande y rinde mucho mucho ;)  Por ahora, no me canso del sabor de este zapallo. Tiene un sabor dulzón riquísimo!

Esta receta se la tengo que agradecer a una amiga: Laly.  Yo había preparado torrejitas de plátano antes, pero no se me había ocurrido hacerlas con zapallo. Fue ella quién me dio la receta y me di cuenta de que era muy parecida a la que uso para los plátanos, así que decidí hacer ambas a la vez y compararlas.

El resultado fue excelente: dos clases de tortas dulces deliciosas. Ideales para comer en cualquier momento.  Sirven lo mismo como acompañamiento o como postre.  Yo creo que incluso se pueden comer en el desayuno ;)

Ingredientes (6 torrejitas de plátano y 6 de zapallo)

  • 2 plátanos maduros medianos
  • 1/4 kg de zapallo loche
  • harina
  • azúcar
  • aceite para freír

Preparación

Es tan fácil que hasta da pena explicarla :)  En una olla, poner a hervir el zapallo pelado y cortado en cubos con un poco de agua hasta que esté blando.

Mientras, se pelan los plátanos y se aplastan con un tenedor hasta que quede un puré más o menos uniforme. Agregar más o menos 3 cucharadas de harina de trigo y mezclar. Reservar.

Cuando el zapallo esté cocido, retirar de la olla y aplastar con un tenedor. Debe quedar lo más uniforme posible, evitando dejar pedazos grandes de zapallo. Agregar unas tres cucharadas de azúcar y mezclar bien.  Probar la mezcla y agregar más azúcar si es necesario. El zapallo que usé yo estaba dulce así que no necesitó más azúcar. Agregar unas tres cucharadas de harina colmadas y mezclar bien.

Calentar una sartén con un poco de aceite y con una cuchara echar bolas de la masa del plátano en la sartén caliente. Aplastar con la espátula y una vez dorada, voltearla para que se cocine por el otro lado. Retirar cuando esté dorada por ambos lados. Hacer lo mismo con la masa de zapallo.

Retirar con una servilleta de papel cualquier resto de aceite. Servir y comer caliente.

Están buenísimas!





Locro de zapallo loche

2 12 2010

 Este plato es muy fácil y rápido de preparar.  Es oriundo de la sierra peruana y tiene como ingrediente principal el zapallo, que en otros países se conoce como calabaza.  En el Perú le llamamos zapallo y tenemos muchas variedades. Yo utilicé un zapallo del norte del Perú, qué tiene una carne bastante densa y oscura, no es tan blando como el común.  El sabor también es más intenso. Solo en puré es una delicia! Es una pena que sea tan caro.

Compré el zapallo loche para probarlo en varios platos, así que aparecerán algunas recetas más con este ingrediente. Pero el primero tenía que ser éste, porque es el más simple y el que preparo más seguido en casa.  De aspecto recuerdo que no me convencía cuando era niña, pero ahora encuentro los guisos caseros tan ricos y con tantas posibilidades que no me resisto a prepararlo, más aún cuando se cuentan con ingredientes como el loche.  Acá les presento la forma más simple, pero vale jugar a servirlo de otras formas. Se me ocurre con otras verduras.  Incluso reemplacé el queso de la receta original por tofu. Lo único que no me convence es que el tofu no se derrite con el calor del guiso. Ya con eso, sería perfección total.  En fin, no se puede tener todo  en la vida ;)

Ingredientes

  • 1/5 kg de zapallo
  • 1 cebolla morada
  • 1 choclo
  • 100gr arvejas (guisantes)
  • 100 gr de tofu
  • 1 diente de ajo
  • 1 cda de ají panca licuado
  • aceite

Preparación

En una olla mediana, poner un poco de aceite y echar el ajo y cebolla picados. Esperar un rato a que doren y abrir un espacio en el centro de la olla para echar el ají panca.  Cuando el ají haya dorado, mezclar todo y agregar la sal.  Mientras cocina el guiso, pelar y cortar el zapallo en cubos medianos.

Echar el zapallo en la olla junto con las arvejas y el choclo desgranado. Es importante que el choclo no tenga el grano entero para que cocine bien.  Yo lo desgrano con un cuchillo y de esa forma el grano no queda entero.

Cocinar el zapallo a fuego lento. Agregar agua suficiente para que cubra el fondo y las 3/4 partes del zapallo e ir aumentando agua dependiendo de la consistencia del zapallo. Dejar cocinar unos 25 minutos revolviendo de vez en cuando para que el zapallo se cocine en forma pareja.  A medida que se cocine y se vaya ablandando ir deshaciéndolo con la cuchara. Debe quedar con consistencia de puré blando. A mí me gusta que quede espeso :) pero es cuestión de gustos.

Servir con arroz y con tofu cortado en cubos pequeños. Comer caliente y mejor en un día frío :)