Tabouleh de quinua

23 01 2013

Hace calor, hace calor…

Esta semana está haciendo mucho calor en Lima. Me disculpan los lectores de otros países, donde llegan a los 40 grados en verano, por quejarme de calor cuando en Lima no hace más de 26 grados aún. Lo cierto es que el calor en Lima es bastante pesado. La humedad y la contaminación hacen que en verano nos sintamos en un sauna.  Además, el sol es más fuerte que en Europa, por ejemplo. En Lima me quemo la piel simplemente con caminar 10 minutos bajo el sol.

Así que sombrero, bloqueador y mucha agua. Y mucha fruta y verdura fresca.

Tengo aquí una receta adaptada del plato árabe tabouleh.  Normalmente, se hace con bulgur o couscous, pero esos cereales no tenemos por estas latitudes, así que usé un cereal muy nuestro: la quinua. Lo demás, es muy parecido al original: tomates, pepinos, perejil, cebolla, aceite de oliva.

Les prometo que les va a gustar.

DSC_0357

Ingredientes

  • 3 tazas quinua cocida con ajo y sal
  • 1 cebolla roja
  • 2 tomates
  • medio pepino
  • puñado de perejil
  • aceite de oliva
  • jugo de 3 limones pequeños

Preparación

Si no tienes la quinua cocida, hay que cocinarla con ajo molido y sal unos 15 minutos o hasta que el grano se abra. A mí me gusta ponerle orégano también porque me gusta aromatizada, pero no es necesario.

Una vez cocida, dejar enfriar bien. Debe estar fría antes de mezclarla con el resto de ingredientes. Y también hay que quitarle cualquier exceso de agua. Debe estar seca.

En un bol mediano, poner el tomate picado, el pepino y la cebolla picada, todo en cubos pequeños. La cebolla yo la lavo un poco luego de picada para quitarle el sabor fuerte. La pongo en un colador y la enjuago bien en agua. La seco con cuidado para que no quede agua.

Sobre las verduras picadas echar jugo de limón y un poco de sal. Remover. A mí me gusta con mucho jugo de limón, pero si no eres tan fan de lo ácido le puedes poner menos de 3 limones.

Dejar que las verduras se marinen un poco en el limón.

Así como está ya me lo comería a cucharadas :) le pongo un poco de perejil picado encima y lista la ensalada. Pero aún falta lo principal…

Encima de las verduras echamos la quinua fría. Le ponemos un chorrito de aceite de oliva encima y revolvemos bien.

Recomiendo invertir un poco en un buen aceite de oliva para comerlo crudo en aliño de ensaladas o para platos como este. Uno extra virgen y prensado al frío es ideal. Además que se nota la diferencia en el sabor.

Una vez revuelto todo, espolvoreamos el perejil picado por encima. Los platos árabes son muy aromáticos. Las hojas del perejil deben romperse para que se sienta el aroma.

Ya está listo!

En la foto se puede ver que yo, además de la quinua, le puse vainita cocida porque tenía un poco en la refrigeradora y quería usarla.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: