Panqueques veganos

20 06 2013

Es fin de semana y no tienes que levantarte temprano. No tienes prisa. Afuera hace frío y no tienes ganas de asomar la nariz a la calle.  Mejor te quedas en casa, te preparas algo rico de desayunar y te envuelves en tu manta con un buen libro o una película.  O quizás es tarde no tienes ganas de salir y te apetece un dulce. Algo calórico, para engreir al cuerpo y combatir el bajoneo invernal.

Esta receta es ideal para mimarse o mimar a tus seres queridos y es de esas recetas que encantan a todos porque se pueden hacer en familia.

En casa de mamá, la hacíamos seguido los fines de semana que teníamos más tiempo para compartir en la mesa. La receta no era vegana, llevaba leche, pero esta versión vegana es igual de buena.

DSC_0035

Ingredientes (14 unidades aprox)

  • 1 1/3 Tazas harina
  • 1 cda azúcar
  • 1 1/2 tazas leche soja
  • 2 cdas aceite neutro
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1/4 cdta sal
  • 1 cdta extracto vainilla
  • 1.5 cda agua aprox

Preparación

En un tazón mezclar los líquidos: leche de soja, aceite, vainilla y azúcar, con varillas para que el aceite se integre al resto.

Aparte, mezclar los ingredientes secos: harina tamizada, polvo de hornear, sal.

Echar de a pocos los ingredientes secos en los líquidos. Mezclar con varillas para evitar que se formen grumos.

Agregar una a dos cucharadas de agua a la mezcla, dependiendo de la textura. Debe quedar espesa.

Calentar una sartén pequeña y untarla con aceite neutro. Suficiente para que no se pegue la masa.

Una vez que la sartén esté caliente, verter un poco de la masa en el centro formando un círculo. Yo pongo la masa en una jarra y la voy echando, pero si quieres que te queden todos los panqueques del mismo tamaño es mejor usar un cucharón para tomar siempre la misma cantidad de masa.

A fuego medio, esperar que se dore el panqueque. Sabemos que está dorado cuando por el lado de arriba se hicieron burbujas y está cocido. Dar la vuelta y esperar que dore del otro lado.

Para el siguiente, poner un poco de aceite más. Sería ideal en spray, pero sino se puede untar aceite con un papel para no excedernos.

Poner los panqueques en un plato y comerlos con lo que queramos: mermelada, chocolate, crema, frutas frescas, miel de maple.





Flan de lúcuma

8 02 2011

Hace mucho calor estos días en Lima. Me recuerda el verano de 1998 en pleno fenómeno del Niño. No podía dormir de tanto calor!  Y ahora me está pasando lo mismo. Una consecuencia de este febrero ardiente es que tengo cero ganas de pararme frente a la cocina.  Me provoca comer fruta, ensalada fresca o simplemente agua. Nada de guisos, ni siquiera el arrocito de toda la vida.

Para no castigar al blog con mi odio al verano, decidí pasarme esta temporada haciendo postres fresquitos.  Mi primera opción fue el helado, pero tenía el flan esperando desde el año pasado así que empecé con éste.  El flan se come frío pero si necesita cocción previa así que no me libré de sufrir ante los fogones. En fin, valió la pena totalmente.  Es muy fácil de hacer y pueden reemplazar la lúcuma por otra fruta. Yo lo hice de coco y quedó buenísimo también.

Ingredientes

  • 1 lúcuma grandota o 3 pequeñas
  • 1/2 litro de leche de soja evaporada
  • 1 taza de azúcar + 1/2 taza para el caramelo
  • 3 cucharadas de agar agar en polvo
  • 3 cucharadas de maicena
  • 1 litro de agua
  • 1 molde de metal para flan

Preparación

En una olla mediana poner medio litro de agua a hervir. Una vez que esté hirviendo, agregar el agar en polvo y dejar hervir hasta que haya disuelto por completo.  Una nota aquí:  en Lima no conseguí agar agar en polvo, sólo en tiras. Lo que yo hago es lo paso por la licuadora y luego lo paso por un molinillo de café hasta dejarlo lo más finito posible. Mientras más fino más rápido se disuelve. Hay que tener cuidado de que esté bien disuelto sino quedarán pedazos de agar en el flan.

Mientras el agar se disuelve, pelar la lúcuma y retirarle las semillas. Licuarla con agua. Debe quedar como un jugo espeso, más o menos medio litro.  Reservar el jugo.

Cuando el agar esté completamente disuelto en el agua agregar el jugo de lúcuma, la taza de azúcar y la leche evaporada. Si no tienes leche de soja evaporada, puedes usar un litro de leche regular, una parte para licuar la fruta y la otra para completar la mezcla.

Por último, se disuelve la maicena en un poco de agua y se agrega a la mezcla. Debe dar un hervor y revolver hasta que espese. Una vez esté espeso, retirar del fuego y dejar enfriar.

Mientras enfría el flan. En un molde de metal calentar el azúcar para hacer el caramelo. Esto yo lo hago super simple. Pongo el molde sobre la hornilla prendida y espero que se derrita el azúcar. Le doy vueltas hasta que queda uniforme y listo. Hay que tener cuidado de no quemarse. La quemadura con caramelo caliente duele muy feo.

Sobre el caramelo echar la mezcla de flan y dejar enfriar. Cuando está frío ponerlo en la refrigeradora por unas horas antes de desmoldarlo sobre un plato y cortarlo.

Y a disfrutarrr!!!





Mazamorra de quinua

8 12 2010

 Hace días quería preparar esta receta y hoy tuve tiempo para poder cocinar sin prisas y disfrutando, que es como debe ser para obtener buenos resultados :)  La quinua (o quinoa) es un cereal andino y ya muchos deben conocer sus bondades: alto nivel proteíco, fácil digestión y muy versátil en la cocina.  En el Perú, su consumo tiene orígenes muy antiguos: junto con la papa, el maíz y otros cereales como la kañihua y la kiwicha constituían la base de la alimentación de los pobladores de los Andes.

Este postre es muy fácil de hacer y muy nutritivo.  Se puede consumir frío o caliente en invierno.  Está muy rico para cualquier época del año :)

Ingredientes

  • 2 tazas de quinua
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de leche de soja o cualquier leche vegetal aproximadamente
  • 4 cucharadas de azúcar integral
  • 2 cucharadas de maizena
  • ramita de canela
  • clavo de olor

Preparación

Lo primero que hay que hacer es lavar bien la quinua para quitarle la saponina y su sabor amargo.  Así la bolsa diga que está lavada, yo la lavo unas tres veces para estar segura.

Una vez lavada, ponerla en una olla con el agua y una taza de leche.  Mezclar bien y esperar que hierva. Agregar el azúcar,  la rama de canela y el clavo de olor.  La quinua debe hervir durante 10 minutos más o menos o hasta que el grano se abra y esté cocido.

Cuando esté hirviendo, mezclar dos cucharadas de maizena en una taza de leche fría  hasta que disuelva bien. Agregar esta mezcla a la quinua y revolver. Dejar que hierva unos minutos más.

Una vez cocido, retirar del fuego y dejar enfriar.  A mí me gusta que quede algo líquida así que si se secó mucho, se puede agregar un poco más de leche. También se puede servir con fruta picada. A mí me encanta con plátano en rodajas :)





Pastel dulce de choclo

1 12 2009

Ya era hora de inaugurar la sección de los dulces y postres y lo haré con esta receta, deliciosa y fácil de preparar.

Si vienes a Perú tienes que comer choclo :) El maíz peruano es grande, de granos gigantes y blancos.  Se puede comer así como en la foto de abajo, cocido en agua con anís y envuelto en su panca. De esta forma lo venden por la calle, para disfrutarlo al momento.

También se usa para acompañar muchos platos tradicionales como el cebiche o el anticucho. El choclo y la papa, oriundos de esta tierra americana, son los acompañamientos ideales para la comida peruana.

El choclo molido es la base para los tamales y humitas, comida infaltable en cualquier agasajo criollo, y también para este pastel dulce.

Ingredientes

  • 4 tazas de choclo desgranado
  • 3/4 taza de leche de soya evaporada
  • 1/4 de taza de aceite vegetal neutro
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 1/2 cdta de polvo de hornear
  • 1/2 cdta de sal
  • 1 cdta de anís

 

Preparación

Licuar el choclo desgranado con la leche.  Echar poco a poco la leche cuidando de no echar demasiada (debe quedar una mezcla espesa).

Echar la mezcla en un tazón y agregar el aceite y el azúcar. Revolver bien.  Agregar el resto de ingredientes: polvo de hornear, sal y anís.

Colocar en un molde rectangular y llevar al horno por 30 minutos a 180C aproximadamente o hasta que esté dorado.

Se puede comer caliente o frío :)

Nota: Si te gustan las pasas negras, también puedes agregarlas.