Flan de lúcuma

8 02 2011

Hace mucho calor estos días en Lima. Me recuerda el verano de 1998 en pleno fenómeno del Niño. No podía dormir de tanto calor!  Y ahora me está pasando lo mismo. Una consecuencia de este febrero ardiente es que tengo cero ganas de pararme frente a la cocina.  Me provoca comer fruta, ensalada fresca o simplemente agua. Nada de guisos, ni siquiera el arrocito de toda la vida.

Para no castigar al blog con mi odio al verano, decidí pasarme esta temporada haciendo postres fresquitos.  Mi primera opción fue el helado, pero tenía el flan esperando desde el año pasado así que empecé con éste.  El flan se come frío pero si necesita cocción previa así que no me libré de sufrir ante los fogones. En fin, valió la pena totalmente.  Es muy fácil de hacer y pueden reemplazar la lúcuma por otra fruta. Yo lo hice de coco y quedó buenísimo también.

Ingredientes

  • 1 lúcuma grandota o 3 pequeñas
  • 1/2 litro de leche de soja evaporada
  • 1 taza de azúcar + 1/2 taza para el caramelo
  • 3 cucharadas de agar agar en polvo
  • 3 cucharadas de maicena
  • 1 litro de agua
  • 1 molde de metal para flan

Preparación

En una olla mediana poner medio litro de agua a hervir. Una vez que esté hirviendo, agregar el agar en polvo y dejar hervir hasta que haya disuelto por completo.  Una nota aquí:  en Lima no conseguí agar agar en polvo, sólo en tiras. Lo que yo hago es lo paso por la licuadora y luego lo paso por un molinillo de café hasta dejarlo lo más finito posible. Mientras más fino más rápido se disuelve. Hay que tener cuidado de que esté bien disuelto sino quedarán pedazos de agar en el flan.

Mientras el agar se disuelve, pelar la lúcuma y retirarle las semillas. Licuarla con agua. Debe quedar como un jugo espeso, más o menos medio litro.  Reservar el jugo.

Cuando el agar esté completamente disuelto en el agua agregar el jugo de lúcuma, la taza de azúcar y la leche evaporada. Si no tienes leche de soja evaporada, puedes usar un litro de leche regular, una parte para licuar la fruta y la otra para completar la mezcla.

Por último, se disuelve la maicena en un poco de agua y se agrega a la mezcla. Debe dar un hervor y revolver hasta que espese. Una vez esté espeso, retirar del fuego y dejar enfriar.

Mientras enfría el flan. En un molde de metal calentar el azúcar para hacer el caramelo. Esto yo lo hago super simple. Pongo el molde sobre la hornilla prendida y espero que se derrita el azúcar. Le doy vueltas hasta que queda uniforme y listo. Hay que tener cuidado de no quemarse. La quemadura con caramelo caliente duele muy feo.

Sobre el caramelo echar la mezcla de flan y dejar enfriar. Cuando está frío ponerlo en la refrigeradora por unas horas antes de desmoldarlo sobre un plato y cortarlo.

Y a disfrutarrr!!!





Fetuccini a la huancaína

28 01 2011

Mi primera publicación de año iba a ser un postre de lúcuma, pero aún no me salió como yo quiero así que queda pendiente.

El plato que les presento ahora eslo que comimos ayer en casa. Salió de casualidad porque compramos unos fetuccini al ají amarillo precocidos para probarlos. Como se veían bastante ligeros de textura opté por acompañarlos de salsa huancaína. Con los spaghetti no suelo comer esta salsa porque encuentro la combinación muy pesada. Tal vez soy sólo yo y mi estómago débil jeje pero la prefiero con una pasta ligera.
Esta salsa, como les dije antes en el post de la papa huancaína, es muuy versátil y muy fácil de preparar. Si tienes los ajíes y una licuadora, la puedes hacer en minutos.
En este caso con los fetuccini quedó fabulosa y como me pareció que le faltaba color al plato (fetuccini al aji amarillo más salsa amarilla) y no me gusta la comida monocromática, le agregué pimientos y champiñones asados.
El resultado fue espectacular.

 

Ingredientes

  • 500gr de fetuccini al aji amarillo precocido (o la pasta de su preferencia)
  • 3 ajíes amarillos
  • leche de soja evaporada
  • dos paquetes de galletas de soda (crackers)
  • aceite vegetal de sabor neutro (yo uso canola)
  • un pimiento
  • una bandeja de champiñones
  • sal y pimienta

Preparación

Mientras hierve el agua para cocer la pasta, se puede ir haciendo la salsa y dejarla lista.
Para la salsa, hay que cortar los ajíes por la mitad y retirarles con cuidado las semillas y todas las venas. En casa no comemos mucho picante así que siempre tengo cuidado de quitarle todo. Y también cuidado de no tocarme la cara luego de manipular los ajíes porque ya me pasó que me rasqué el ojo y terminé con un ardor espantoso jaja.
Siguiendo con la salsa, una vez listos los ajíes, se ponen en la licuadora con una chorrito de aceite vegetal, un poco de sal y las galletas y la leche. Yo esto lo hago muy al cálculo, voy echando leche o galleta según la cantidad que quiera de salsa y de la textura que tenga. Me gusta que quede líquida porque con el tiempo se va espesando. Y si la refrigeras, espesamás aún.

Cuando la salsa esté lista, se puede continuar con los pimientos. Yo los piqué muy pequeños y los freí en un poco de aceite,sal y pimienta. Luego agregué los champiñones picados también. Que doren un rato y está listo. No dejar que se sequen.

Servir los fetuccini con un poco de salsa y el sofrito encima.





Mazamorra de quinua

8 12 2010

 Hace días quería preparar esta receta y hoy tuve tiempo para poder cocinar sin prisas y disfrutando, que es como debe ser para obtener buenos resultados :)  La quinua (o quinoa) es un cereal andino y ya muchos deben conocer sus bondades: alto nivel proteíco, fácil digestión y muy versátil en la cocina.  En el Perú, su consumo tiene orígenes muy antiguos: junto con la papa, el maíz y otros cereales como la kañihua y la kiwicha constituían la base de la alimentación de los pobladores de los Andes.

Este postre es muy fácil de hacer y muy nutritivo.  Se puede consumir frío o caliente en invierno.  Está muy rico para cualquier época del año :)

Ingredientes

  • 2 tazas de quinua
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de leche de soja o cualquier leche vegetal aproximadamente
  • 4 cucharadas de azúcar integral
  • 2 cucharadas de maizena
  • ramita de canela
  • clavo de olor

Preparación

Lo primero que hay que hacer es lavar bien la quinua para quitarle la saponina y su sabor amargo.  Así la bolsa diga que está lavada, yo la lavo unas tres veces para estar segura.

Una vez lavada, ponerla en una olla con el agua y una taza de leche.  Mezclar bien y esperar que hierva. Agregar el azúcar,  la rama de canela y el clavo de olor.  La quinua debe hervir durante 10 minutos más o menos o hasta que el grano se abra y esté cocido.

Cuando esté hirviendo, mezclar dos cucharadas de maizena en una taza de leche fría  hasta que disuelva bien. Agregar esta mezcla a la quinua y revolver. Dejar que hierva unos minutos más.

Una vez cocido, retirar del fuego y dejar enfriar.  A mí me gusta que quede algo líquida así que si se secó mucho, se puede agregar un poco más de leche. También se puede servir con fruta picada. A mí me encanta con plátano en rodajas :)





Torrejitas dulces de plátano y zapallo loche

3 12 2010

Segunda receta con zapallo loche :)  Cuando cocinas para dos personas encuentras que un zapallo es bastante grande y rinde mucho mucho ;)  Por ahora, no me canso del sabor de este zapallo. Tiene un sabor dulzón riquísimo!

Esta receta se la tengo que agradecer a una amiga: Laly.  Yo había preparado torrejitas de plátano antes, pero no se me había ocurrido hacerlas con zapallo. Fue ella quién me dio la receta y me di cuenta de que era muy parecida a la que uso para los plátanos, así que decidí hacer ambas a la vez y compararlas.

El resultado fue excelente: dos clases de tortas dulces deliciosas. Ideales para comer en cualquier momento.  Sirven lo mismo como acompañamiento o como postre.  Yo creo que incluso se pueden comer en el desayuno ;)

Ingredientes (6 torrejitas de plátano y 6 de zapallo)

  • 2 plátanos maduros medianos
  • 1/4 kg de zapallo loche
  • harina
  • azúcar
  • aceite para freír

Preparación

Es tan fácil que hasta da pena explicarla :)  En una olla, poner a hervir el zapallo pelado y cortado en cubos con un poco de agua hasta que esté blando.

Mientras, se pelan los plátanos y se aplastan con un tenedor hasta que quede un puré más o menos uniforme. Agregar más o menos 3 cucharadas de harina de trigo y mezclar. Reservar.

Cuando el zapallo esté cocido, retirar de la olla y aplastar con un tenedor. Debe quedar lo más uniforme posible, evitando dejar pedazos grandes de zapallo. Agregar unas tres cucharadas de azúcar y mezclar bien.  Probar la mezcla y agregar más azúcar si es necesario. El zapallo que usé yo estaba dulce así que no necesitó más azúcar. Agregar unas tres cucharadas de harina colmadas y mezclar bien.

Calentar una sartén con un poco de aceite y con una cuchara echar bolas de la masa del plátano en la sartén caliente. Aplastar con la espátula y una vez dorada, voltearla para que se cocine por el otro lado. Retirar cuando esté dorada por ambos lados. Hacer lo mismo con la masa de zapallo.

Retirar con una servilleta de papel cualquier resto de aceite. Servir y comer caliente.

Están buenísimas!





Locro de zapallo loche

2 12 2010

 Este plato es muy fácil y rápido de preparar.  Es oriundo de la sierra peruana y tiene como ingrediente principal el zapallo, que en otros países se conoce como calabaza.  En el Perú le llamamos zapallo y tenemos muchas variedades. Yo utilicé un zapallo del norte del Perú, qué tiene una carne bastante densa y oscura, no es tan blando como el común.  El sabor también es más intenso. Solo en puré es una delicia! Es una pena que sea tan caro.

Compré el zapallo loche para probarlo en varios platos, así que aparecerán algunas recetas más con este ingrediente. Pero el primero tenía que ser éste, porque es el más simple y el que preparo más seguido en casa.  De aspecto recuerdo que no me convencía cuando era niña, pero ahora encuentro los guisos caseros tan ricos y con tantas posibilidades que no me resisto a prepararlo, más aún cuando se cuentan con ingredientes como el loche.  Acá les presento la forma más simple, pero vale jugar a servirlo de otras formas. Se me ocurre con otras verduras.  Incluso reemplacé el queso de la receta original por tofu. Lo único que no me convence es que el tofu no se derrite con el calor del guiso. Ya con eso, sería perfección total.  En fin, no se puede tener todo  en la vida ;)

Ingredientes

  • 1/5 kg de zapallo
  • 1 cebolla morada
  • 1 choclo
  • 100gr arvejas (guisantes)
  • 100 gr de tofu
  • 1 diente de ajo
  • 1 cda de ají panca licuado
  • aceite

Preparación

En una olla mediana, poner un poco de aceite y echar el ajo y cebolla picados. Esperar un rato a que doren y abrir un espacio en el centro de la olla para echar el ají panca.  Cuando el ají haya dorado, mezclar todo y agregar la sal.  Mientras cocina el guiso, pelar y cortar el zapallo en cubos medianos.

Echar el zapallo en la olla junto con las arvejas y el choclo desgranado. Es importante que el choclo no tenga el grano entero para que cocine bien.  Yo lo desgrano con un cuchillo y de esa forma el grano no queda entero.

Cocinar el zapallo a fuego lento. Agregar agua suficiente para que cubra el fondo y las 3/4 partes del zapallo e ir aumentando agua dependiendo de la consistencia del zapallo. Dejar cocinar unos 25 minutos revolviendo de vez en cuando para que el zapallo se cocine en forma pareja.  A medida que se cocine y se vaya ablandando ir deshaciéndolo con la cuchara. Debe quedar con consistencia de puré blando. A mí me gusta que quede espeso :) pero es cuestión de gustos.

Servir con arroz y con tofu cortado en cubos pequeños. Comer caliente y mejor en un día frío :)





Carapulcra de champiñones

25 11 2010

Hace tiempo tenía pendiente preparar esta receta.  Parecía complicada y como no tengo mucho tiempo para cocinar a diario, se quedaba en los pendientes. Felizmente, me animé a prepararla y resulta que no es tan difícil ni complicada. Así que a animarse! que el resultado vale la pena.

El ingrediente principal de este plato es la papa seca. En Perú la venden embolsada en cualquier supermercado, pero no sé qué tan difícil sea conseguirla en otros países. Es papa cortada en pedacitos y deshidratada, lo que le da el aspecto de hojuelas.  Yo prefiero la de papa amarilla porque es más suave y toma menos tiempo cocinarla.

Este plato es muy especial por su sabor y sus ingredientes. Lleva, además de la papa con sabor tostado, maní y ají. Tradicionalmente se prepara con cerdo pero no pierde nada de sabor en su versión vegana.

Ingredientes

  • 1/2 kg de papa seca
  • 100 gr de maní tostado
  • 1 cebolla morada
  • 1 bandeja de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de chicha de jora o vino tinto
  • 1 ramita de canela
  • 2 cdas de ají panca molido
  • aceite
  • sal
  • pimienta

 

Preparación

Un día antes de preparar el plato hay que tostar la papa seca en un sarten sin aceite hasta que dore. Se nota que está dorada cuando se vuelve transparente. Este paso no es necesario pero el sabor mejora muchísimo cuando está tostada.  Una vez tostada, se remoja en agua (como las legumbres) unas ocho horas. Yo lo dejé de un día para otro. Al día siguiente se enjuaga bien la papa seca con agua y se reserva.

En una olla dorar el ajo y la cebolla picados en un poco de aceite. Cuando estén casi dorados abrir un espacio en el centro de la olla y echar el ají panca para que dore.  Estará dorado cuando se vuelva espeso y se corte. Una vez dorado mezclar con la cebolla y ajo.  Agregar la sal y la pimienta y un vaso de chicha de jora o vino tinto. Mezclar bien y tapar la olla hasta que el líquido se haya consumido.

Agregar los champiñones. Si son muy grandes cortarlos en mitades. En este caso, los que conseguí eran pequeños así que los puse enteros. Dejar que se cocinen un minuto en la salsa y luego agregar la papa seca y la rama de canela.

Echar agua hasta tres dedos por encima del nivel de la carapulcra. Cocinar durante 30 minutos aproximadamente o hasta que saquemos un pedazo de papa grande y se pueda cortar por la mitad y esté cocido.  Retirar la rama de canela.

Finalmente, licuar el maní tostado con un poco de agua hasta formar una crema. Agregar la crema a la carapulcra y remover. Corregir la sal si fuera necesario.

Servir con arroz y disfrutar :)





Caigua saltada

23 11 2010

Confieso que mucho tiempo odié la caigua.  El plato que mi madre preparaba siempre era caigua rellena y no me gustaba el sabor que tenía hervida. Simplemente no le encontraba el gusto.  Mucho tiempo después la probé en un cebiche, picada y marinada en jugo de limón y me encantó.

La receta que comparto hoy es otra forma de prepararla. Es más rápida que hacerla rellena y mucho más sencilla. Si disponen de sólo unos minutos para cocinar es ideal. Es lo que me gusta de los saltados! De todas maneras sigo pensando que debo preparar la caigua rellena en algún momento, a ver si 20 años después finalmente le encuentro el gusto ;)

Ingredientes

  • 3 caiguas medianas
  • 1 cebolla morada
  • 1 tomate maduro
  • 1 pimiento mediano
  • 1 diente de ajo
  • 3 papas amarillas (como acompañamiento)
  • aceite
  • sillao o salsa de soja

 

Preparación

Super fácil. En una sartén mediana (si tienen wok mejor) dorar el ajo picado en un poco de aceite. Cortar la cebolla en octavos y dorarla a continuación.  Mientras la cebolla dora a fuego mediano, lavar y cortar las caiguas. Yo les corto los extremos y luego las abro por la mitad, les retiro las semillas y el interior y las corto en cuadrados.

Agregar la caigua picada a la sartén. La caigua es algo dura y tarda un poco más que la cebolla en cocinar así que si prefieren la cebolla crocante tal vez sea buena idea poner primero la caigua en el fuego. En este punto también se agrega el pimiento picado en tiras.

Finalmente, cuando la caigua está blanda y cocida, agregar el tomate sin semillas y cortado en octavos. No dejar cocinar demasiado para evitar que el tomate se ponga blando. Agregar sal y sillao al gusto,  saltear y servir.

Se puede acompañar con papas fritas y arroz blanco.





La Peruana Vegana vuelve a la cocina en breve

16 11 2010

Hola a todos!

Siento mucho no haber actualizado el blog últimamente. Lo he tenido abandonado por cuestiones personales y laborales y casi no he tenido tiempo de cocinar tampoco.

Felizmente este tiempo llegará pronto a su fin y podré volver a disfrutar de la cocina y a compartir con ustedes mis experimentos y veganizaciones de comida peruana :)

Así que… permanezcan conectados! Porque vienen recetas pronto.

Un saludo a todos y gracias por el apoyo!!





Arroz chaufa

20 05 2010

Ya mencioné antes que en el Perú hubo mucha migración china en los siglos pasados. Los chinos nos enseñaron a cocinar y a comer diferente. Los saltados con verduras, las especias, las salsas, los ingredientes. Mmmm

Si caminas por Lima verás muchos restaurantes chinos. Nosotros los llamamos «chifas».  Hay chifas para todos los gustos, desde el «chifa menú» donde vamos a almorzar de lunes a viernes (suele ser pequeño, barato y concurrido) hasta el «restaurante oriental» o chifa  donde puedes ir con la familia un domingo a almorzar.  Los platos básicos son los mismos en todos lados. Pero por experiencia sé que no en todos se come bien.

El plato básico del chifa es el arroz chaufa en sus diversas variedades. Yo lo pido siempre con champiñones y verduras. Es un arroz frito con salsa de soja y aceite de ajonjolí.

Aquí mi versión casera :)

Ingredientes:

  • Un diente de ajo
  • Una cucharadita de kión molido
  • Sillao (salsa de soja)
  • Aceite de ajonjolí
  • Verduras a elección: Pimiento rojo, cebolla china, germinados de soja
  • Champiñones
  • Arroz blanco cocido, sin sal y frio
  • Tofu
  • Sal
  • Azúcar
  • Canela china
  • Palillo
  • Aceite

Preparación:

En aceite caliente echar el arroz y saltear a fuego vivo. Echar el ajo finamente picado, el kión y las cabezas de cebolla en dados. Dorar ligeramente y echar los vegetales elegidos (pimientos picados). Mezclar bien.

Agregar los sabores: sal, azúcar, sillao. Remover bien para que se integren los sabores.

Por último agregar los germinados y la parte verde de la cebolla china picada. Agregar un chorro de aceite de sésamo y espolvorear con canela china.

Nota: Yo le pongo tofu saltado con palillo para darle color.  Se desmenuza el tofu con tenedor y se fríe unos minutos hasta que esté dorado. Luego se agrega media cucharadita de palillo molido y se mezcla bien. El tofu quedará de color amarillo brillante. Se puede añadir sal. Está muy rico!





Cebiche de tofu y champiñones

10 03 2010
Infaltable el cebiche, plato bandera del Perú. Fue declarado «Patrimonio Cultural de la Nación», al considerársele históricamente uno de los platos principales del país.  Se suele servir durante los meses de verano porque es muy refrescante y es típico de la costa norte peruana, aunque hoy en día se consume en todo el país y en cualquier época del año.

Se prepara originalmente con pescado blanco crudo marinado en jugo de limón sutil (extremadamente ácido). Para veganizarlo se reemplaza el pescado con champiñones y tofu cortados en dados. El sabor del cebiche vegano es idéntico al original ya que el sabor proviene principalmente del jugo del limón, el ají y demás hierbas.

Se sirve tradicionalmente en plato tendido (es un plato de entrada). Sin embargo, en la alta cocina ha sido visto servido en copas anchas y muy recientemente, vendidos en vasos en las calles a modo de tentempié. Se sirve sobre una hoja de lechuga y para acompañarlo se suele utilizar camote cocido con un poco de azúcar y maíz cocido con anís. También se puede acompañar de chifles (plátano frito en hojuelas), yuca o maíz tostado (cancha).

El jugo del cebiche se conoce popularmente como «leche de tigre» y muy concentrado se puede servir como aperitivo en una copa o en un vaso. Tiene un ligero sabor picante y ácido y la particularidad de ser un buen reconstituyente. La costumbre local lo recomienda como desayuno para los noctámbulos y como un afrodisíaco ;)

 

 

Ingredientes (3 personas):

  • Medio paquete de tofu
  • Una bandeja de champiñones cortados en láminas
  • 1 Cebolla morada
  • Rocoto al gusto
  • Unas hojas de culantro
  • 2 tallos de Apio
  • Un diente de ajo
  • Jugo de 6 limones
  • Tres hojas de lechuga
  • Un camote mediano
  • Un choclo
  • Sal y pimienta

Preparación:

Cocinar el choclo en agua con anís y el camote en agua. Reservar.

En una fuente echar el jugo de los limones, el ajo molido, sal, pimienta, culantro picado y el rocoto picado muy chiquito. Mezclar.

Una vez bien mezclada la «leche de tigre», agregar el tofu cortado en cubos y los champiñones en láminas y el apio picado. Mezclar y dejar reposar.

Agregar la cebolla cortada a lo largo. No se agrega antes para evitar que se ablande. Debe quedar crujiente. Es importante lavar la cebolla luego de cortada en abundante agua para quitarle el sabor fuerte.
Para servir, se coloca en un plato una hoja de lechuga y sobre ella se sirve el cebiche adornando con una rodaja de camote y choclo desgranado o entero.

Comentarios:
Este plato tiene muchas variedades. Si no se desea que salga picante se puede prescindir del rocoto.
El camote  es dulce por naturaleza pero se puede servir glaseado también, añadiéndole un poco de azúcar al momento de servirlo.