Fetuccini a la huancaína

28 01 2011

Mi primera publicación de año iba a ser un postre de lúcuma, pero aún no me salió como yo quiero así que queda pendiente.

El plato que les presento ahora eslo que comimos ayer en casa. Salió de casualidad porque compramos unos fetuccini al ají amarillo precocidos para probarlos. Como se veían bastante ligeros de textura opté por acompañarlos de salsa huancaína. Con los spaghetti no suelo comer esta salsa porque encuentro la combinación muy pesada. Tal vez soy sólo yo y mi estómago débil jeje pero la prefiero con una pasta ligera.
Esta salsa, como les dije antes en el post de la papa huancaína, es muuy versátil y muy fácil de preparar. Si tienes los ajíes y una licuadora, la puedes hacer en minutos.
En este caso con los fetuccini quedó fabulosa y como me pareció que le faltaba color al plato (fetuccini al aji amarillo más salsa amarilla) y no me gusta la comida monocromática, le agregué pimientos y champiñones asados.
El resultado fue espectacular.

 

Ingredientes

  • 500gr de fetuccini al aji amarillo precocido (o la pasta de su preferencia)
  • 3 ajíes amarillos
  • leche de soja evaporada
  • dos paquetes de galletas de soda (crackers)
  • aceite vegetal de sabor neutro (yo uso canola)
  • un pimiento
  • una bandeja de champiñones
  • sal y pimienta

Preparación

Mientras hierve el agua para cocer la pasta, se puede ir haciendo la salsa y dejarla lista.
Para la salsa, hay que cortar los ajíes por la mitad y retirarles con cuidado las semillas y todas las venas. En casa no comemos mucho picante así que siempre tengo cuidado de quitarle todo. Y también cuidado de no tocarme la cara luego de manipular los ajíes porque ya me pasó que me rasqué el ojo y terminé con un ardor espantoso jaja.
Siguiendo con la salsa, una vez listos los ajíes, se ponen en la licuadora con una chorrito de aceite vegetal, un poco de sal y las galletas y la leche. Yo esto lo hago muy al cálculo, voy echando leche o galleta según la cantidad que quiera de salsa y de la textura que tenga. Me gusta que quede líquida porque con el tiempo se va espesando. Y si la refrigeras, espesamás aún.

Cuando la salsa esté lista, se puede continuar con los pimientos. Yo los piqué muy pequeños y los freí en un poco de aceite,sal y pimienta. Luego agregué los champiñones picados también. Que doren un rato y está listo. No dejar que se sequen.

Servir los fetuccini con un poco de salsa y el sofrito encima.





Ají de champiñones

17 11 2009

Este plato lo tenía escondido. Es también uno de los platos más famosos de la gastronomía peruana y fue mi favorito durante un buen tiempo cuando era niña. Tuve muchos platos favoritos en varias épocas y los recuerdo todos porque mi madre siempre preparaba mi favorito el día de mi cumpleaños. Este plato estuvo varios años de estrella en mis cumpleaños.

No lo había presentado antes porque estaba experimentando un buen sustituto para la carne de gallina que se usa en la receta original. Quería algo que logre cautivar a los exigentes posibles comensales no veganos. Probé con gluten, soya y champiñones. Me quedé con este último. La cremosidad de este plato necesita balancearse con un ingrediente ligero y los champiñones cortados en juliana logran ese balance con buena nota.  El plato quedó buenísimo :)

Ingredientes (2 personas)

  • 4 rodajas de pan de molde
  • 6 ó 7 champiñones grandes
  • 1/2 taza de leche de soya evaporada
  • 2 ajíes amarillos
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cubo de caldo de verdura
  • 1 cdta de ajo molido
  • 1 cdta de palillo

Preparación

Poner a remojar el pan de molde en un bol con la leche evaporada.  Mientras remoja,  dejar listo el ají amarillo cortándolo por la mitad y retirando todas las semillas y las venas (para evitar que pique demasiado).

En una olla mediana, echar el ajo molido y la cebolla picada en cuadraditos pequeños. Mientras dora la cebolla, agregar el cubo de caldo y el palillo. Remover para que se deshaga completamente el cubo de caldo y se integren los sabores.

En la licuadora poner los ajíes amarillos y el pan remojado en leche. Mezclar bien. Si es necesario agregar un chorrito más de leche de soya. Reservar esta mezcla.

Cuando la cebolla esté bien dorada en la olla, agregar los champiñones cortados en juliana. Dejar que cocinen unos minutos y agregar a la olla la mezcla de pan y ají.

Remover bien y agregar la sal. Dejar que hierva unos dos minutos más o menos y ya está listo. Servir acompañado de arroz y decorar con una aceituna negra y una hoja de lechuga :)