Tallarin saltado con verduras y tofu

22 02 2012

Este plato es muy facilito de hacer pero lo publico igual. Es que a veces hay cosas que nos parecen obvias pero a otras personas no tanto y tal vez alguno por ahí que no sabe que cocinar hoy se inspira :)

El otro día no tenía mucho tiempo para cocinar y me hice un saltado de verduras y tofu que estaba muy bueno. Hoy le agregué fideos de arroz que se consiguen fácilmente en tiendas chinas en Barcelona. Cualquier fideo sirve igual. Las cantidades de cada ingrediente van a ojímetro y dependiendo de los comensales y el hambre que tengan.

Ingredientes

  • Fideos de arroz
  • Tofu
  • Verduras variadas: pimiento rojo y verde, cebolla china, holantao, etc. Lo que tengan
  • Aceite vegetal y de ajonjolí si tuvieran
  • Salsa de soja

 

Preparación

En una sarten caliente, dorar el tofu cortado en cubitos. Debe quedar bien dorado. Agregar las verduras picadas (pimientos, cebolla china) o enteras (holantao). Agregar sal y pimienta. Reservar.

Cocinar la pasta hasta que esté al dente. Escurrir bien y echar en la sarten sobre las verduras. Agregar unas gotas de aceite de ajonjolí y un chorrito de salsa de soja. Mezclar bien y dejar unos minutos que los fideos se frian un poco.

Servir.

Anuncios




Seitán saltado

4 11 2009

Infaltable en cualquier restaurante peruano alrededor del mundo, este plato es uno de los favoritos. El nombre tradicional: lomo saltado. Origen: Lima, mediados del siglo XIX, una ola de inmigrantes chinos viene a quedarse y con ellos, su gastronomía. Es de la fusión de la cocina chino-cantonesa y la cocina criolla peruana que nace este plato.  Los chinos se quedaron y vieron la forma de utilizar ingredientes locales en sus platos. Le pusieron ají amarillo cortado en tiras, para acompañar el tomate y la cebolla. Más tarde se agregarían las papas fritas, mejor si son amarillas, y el arroz blanco como acompañamiento. La técnica: salteado en wok, con sillao, al mejor estilo oriental. Toda una combinación de culturas.

P1010971

Ingredientes (2 personas)

  • 250gr de seitán
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate mediano
  • 1 ají amarillo
  • sillao o salsa de soya
  • vinagre tinto
  • 2 cdas perejil picado
  • 1 cdta de ajo molido
  • 3 papas amarillas medianas (para acompañamiento)

Preparación

Primero, hay que tener listos todos los ingredientes. Este plato se prepara mejor en un wok y a fuego alto.

Cortar el seitán en trozos rectangulares y medianos. Cortar la cebolla en octavos, no deben quedar muy grandes los pedazos.  Hacer lo mismo con el tomate, retirando las semillas. El ají amarillo se corta en tiras finas quitándole las semillas y las venas.

Poner el wok al fuego y echar un poco de aceite, cuando esté caliente dorar el ajo.  Agregar el seitán, un chorrito de sillao y vinagre.  Dejar unos minutos que el seitán dore y se impregne de los sabores.

A continuación se agrega la cebolla y el ají amarillo. La idea es que la cebolla se dore un poco pero que se mantenga crocante. Todo el tiempo debemos ir moviendo el wok para que los ingredientes se cocinen uniformemente.  Cuando la cebolla esté lista, agregar el tomate y saltear por unos minutos. No dejar que se deshaga.

Ya casi está listo. Agregar más sillao y sal si es necesario. Esto depende del gusto. Y finalmente, espolvorear con perejil picado para añadir aroma y sabor.

Este plato se sirve acompañado de arroz blanco y papas fritas. Yo uso papas amarillas porque son una delicia al freírse: quedan crocantes por fuera y por dentro son tan suaves como un puré, pero el plato queda igual de bien con otra clase de papa. Espero que les guste :)