Pasta alfredo simple con espinacas

10 10 2012

Primera entrega de las recetas sencillas. En mis épocas de no vegana no era muy fan de la salsa bechamel. Me parecía muy pesada. Esta salsa, por el contrario, es bastante ligera y cremosa.

La idea es cocinar con lo que tengamos a mano en la cocina o que podamos encontrar fácilmente en el supermercado. Para la base de esta salsa he utilizado crema de soja que se encuentra aquí en Francia en cualquier super, pero es fácilmente reemplazable por un poco de leche de soja, tofu y un diente de ajo. Lo que pasa es que no tengo licuadora aquí, por eso no la hago yo misma. Si tienen tiempo, siempre es mejor hacer las salsas uno mismo. Saben mejor y son más frescas.

Para acompañar la pasta normalmente le pongo espinacas y champiñones. No tenía champiñones, así que he utilizado tofu ahumado que se consigue aquí en los chinos.  Las espinacas las he usado de bote, pero si usan frescas mejor. Si tienen otras verduras como zanahorias, guisantes, brocoli, se pueden poner ya cocidas y hacer como una pasta primavera colorida.

Ingredientes

  • 300gr pasta, yo he utilizado capellini
  • Una bandeja de champiñones, yo usé unos 150gr tofu ahumado
  • Un atado de espinacas mediano
  • Crema de soja, o: leche de soja, diente de ajo y tofu
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Hierbas provenzales u orégano

Preparación

En una cacerola mediana poner a hervir agua con sal y un poco de aceite para cocinar los fideos.

Mientras, en una sartén grande poner un poco de aceite de oliva y dorar los champiñones cortados en láminas. Deben quedar bien cocidos.

Si no tienes la crema de soja, la preparas ahora. En la licuadora poner un diente de ajo, un poco de leche de soja y tofu. Las cantidades exactas no las sé pero debe quedar una salsa aguada, como una mayonesa líquida. Agregar sal al gusto y reservar. Te debe salir más o menos media taza.

En la sartén de los champiñones agregar las espinacas lavadas y picadas. Cocinarlas a fuego medio o bajo. Cuando estén blandas, agregar la crema de soja y remover bien.

Los fideos ya deben estar al dente, así que con cuidado se retiran de la cacerola escurriéndolos bien y se van echando sobre la salsa, a fuego bajo. No eches todos de una vez porque luego será más difícil integrarlos a la salsa. Una vez que esté todo integrado retirar del fuego,  un chorrito de aceite de oliva para evitar que se peguen y espolvorear con un poco de hierbas provenzales u orégano para darle aroma.