Guiso de quinua con poro y pimiento

30 11 2012

Me encanta la quinua, pero no la como tan seguido como me gustaría. En parte es porque hasta ahora solo la hacía de una forma. Guisada con cebolla y tomate. Está buenísima! pero en un momento me aburrió un poco. Sé que es mi culpa porque este pseudocereal se presta para muchas recetas, así que con un poco de ganas e imaginación sé que puedo variar lo suficiente para incluirla en mi dieta al menos dos veces por semana.

Intentaremos.

Por lo pronto, les presento la forma básica que uso para cocinarla. En este caso no usé cebolla y tomate porque tenía poro y pimiento en casa y me provocó probar esta combinación. Está muy rica! pueden probar ambas formas y quedarse con la que más les guste. O también pueden probar con lo que tengan en casa.

Imagen

 

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 tazas de quinua (si no viene lavada, lavarla para quitarle el amargo)
  • Medio pimiento
  • Medio poro
  • Ajo molido o picado
  • Sal
  • Aceite
  • Tofu, para servir

Preparación

En una olla mediana, poner un poco de aceite y el ajo picado para que dore.

Mientras, picar el poro en rodajas. Yo lo hago así porque me gusta encontrar después pedazos de poro enteros en el guiso porque me encanta su sabor.

Picar también el pimiento en cubos pequeños.

Agregarlos a la olla cuando el ajo esté dorado. Dejar un momento que doren bien. Remover para evitar que se peguen.

Echar la quinua sin agua a la olla para que dore unos minutos. Esto hace que luego la quinua esté más graneada. Con unos dos minutos es suficiente.

Echar el agua hasta cubrir bien la quinua. No pasarse sino luego quedará muy caldoso. Agregar sal.

Cubrir la olla y dejar que cocine durante unos quince minutos. Es el tiempo que tardará el grano de quinua en abrirse. Remover de vez en cuando para asegurar una cocción uniforme.

Y listo!  Fácil, no?

Para servir, a mí me gusta picar un poco de tofu y ponerlo por encima con un chorrito de aceite de oliva. Se puede acompañar con arroz o ensalada.

Muy nutritivo y simple de hacer.

PD. Si hacen la receta y les sobra quinua, guárdenla. En el próximo post les enseño cómo hacer ravioles con relleno de quinua ;)





Fetuccini a la huancaína

28 01 2011

Mi primera publicación de año iba a ser un postre de lúcuma, pero aún no me salió como yo quiero así que queda pendiente.

El plato que les presento ahora eslo que comimos ayer en casa. Salió de casualidad porque compramos unos fetuccini al ají amarillo precocidos para probarlos. Como se veían bastante ligeros de textura opté por acompañarlos de salsa huancaína. Con los spaghetti no suelo comer esta salsa porque encuentro la combinación muy pesada. Tal vez soy sólo yo y mi estómago débil jeje pero la prefiero con una pasta ligera.
Esta salsa, como les dije antes en el post de la papa huancaína, es muuy versátil y muy fácil de preparar. Si tienes los ajíes y una licuadora, la puedes hacer en minutos.
En este caso con los fetuccini quedó fabulosa y como me pareció que le faltaba color al plato (fetuccini al aji amarillo más salsa amarilla) y no me gusta la comida monocromática, le agregué pimientos y champiñones asados.
El resultado fue espectacular.

 

Ingredientes

  • 500gr de fetuccini al aji amarillo precocido (o la pasta de su preferencia)
  • 3 ajíes amarillos
  • leche de soja evaporada
  • dos paquetes de galletas de soda (crackers)
  • aceite vegetal de sabor neutro (yo uso canola)
  • un pimiento
  • una bandeja de champiñones
  • sal y pimienta

Preparación

Mientras hierve el agua para cocer la pasta, se puede ir haciendo la salsa y dejarla lista.
Para la salsa, hay que cortar los ajíes por la mitad y retirarles con cuidado las semillas y todas las venas. En casa no comemos mucho picante así que siempre tengo cuidado de quitarle todo. Y también cuidado de no tocarme la cara luego de manipular los ajíes porque ya me pasó que me rasqué el ojo y terminé con un ardor espantoso jaja.
Siguiendo con la salsa, una vez listos los ajíes, se ponen en la licuadora con una chorrito de aceite vegetal, un poco de sal y las galletas y la leche. Yo esto lo hago muy al cálculo, voy echando leche o galleta según la cantidad que quiera de salsa y de la textura que tenga. Me gusta que quede líquida porque con el tiempo se va espesando. Y si la refrigeras, espesamás aún.

Cuando la salsa esté lista, se puede continuar con los pimientos. Yo los piqué muy pequeños y los freí en un poco de aceite,sal y pimienta. Luego agregué los champiñones picados también. Que doren un rato y está listo. No dejar que se sequen.

Servir los fetuccini con un poco de salsa y el sofrito encima.