¿Dónde consigo productos veganos en Lima?

20 05 2013

Hola!

No, no estoy desaparecida :)  Sigo recibiendo sus comentarios y trato de responderlos todos. Lo siento si a veces me toma un poco de tiempo.

El post de esta vez busca responder algo que me preguntan mucho: ¿dónde consigo tofu en Lima? o ¿dónde consigo productos veganos en general?

Lamentablemente, en Lima no tenemos una tienda exclusiva de productos veganos como en otras ciudades del mundo, así que tenemos que buscar aquí y allá. Lo bueno es que tenemos mucha variedad de verduras y frutas frescas en los mercados, supermercados, bioferias (si queremos consumir orgánico). En otros países las verduras las importan y si compras en supermercado a veces no tienen sabor.  Me ha pasado comprar tomates para comerlos crudos con un poco de sal y llevarme tremenda decepción.

Vamos producto por producto y si me olvido alguno o me falta alguna información me avisan para agregarla.

Tofu

Nunca falta en mi refrigeradora un tupper con tofu y lo uso en muchas comidas o incluso para hacer sandwiches.

En Lima, solo se consigue una variedad de tofu. No tenemos el tofu seda, ni el ahumado, etc. Espero que pronto haya porque el ahumado está buenísimo para comer solo.

En cualquier supermercado encuentras tofu en tupper, en la sección de verduras. El tupper es de medio kilo y cuesta aproximadamente 11 soles. Yo confieso que casi nunca compro aquí porque me parece caro y no tan fresco.  Prefiero ir al mercado donde es hecho el mismo día.

El mercado de Surquillo es el que me queda más cerca pero en otros mercados se puede encontrar donde venden verduras chinas. En la calle Capón también he comprado y cuesta algo de 5 o 6 soles el molde.

Te lo dan en bolsa de plástico y en casa lo pones en un tupper con agua en la refrigeradora. Hay que cambiarle el agua cada dos días y no guardarlo más de una semana.

Carne de soya, gluten

La carne de soya deshidratada en bolsa la venden en supermercados. En la sección de productos dietéticos. Hay varios tamaños, grande y molida y en color carne y color blanco.

En algunos supermercados también se encuentran hamburguesas de soya y milanesas de gluten. Están en la sección de carnes lamentablemente y vienen en esas bandejitas de tecnopor blancas. En Tottus estoy segura que hay, en los demás supermercados no estoy segura.

Vienen en paquetes de 6 y cuesta algo de 10 soles, aproximadamente. Está bueno para tener en el congelador y salvarte en algún momento o para llevar a alguna reunión donde el resto de gente coma carne.

También se puede encontrar hamburguesas vegetales en tiendas naturistas como Madre Natura en Chiclayo con Comandante Espinar, en Miraflores. Tienen allí hamburguesas congeladas. Ya también hay una marca de hamburguesas que son mis favoritas: Dellanatura. Son veganas y vienen en paquetes de cinco. Se puede encontrar su página en facebook.

En las bioferias también he visto jamón vegetal hecho con gluten. Tiene la pinta de ser casero pero no lo he probado.

Por último, si quieren comprar seitán hecho hay páginas en facebook donde lo venden. Pero si quieren hacerlo a su gusto, pueden comprar la harina de gluten en algún mercado. En el de Surquillo la venden. También en Madre Natura.

Cereales y semillas

Me preguntaban también dónde comprar cereales integrales.  Yo creo que en la bioferia se puede conseguir mucha variedad.

El arroz integral yo lo compro en el supermercado. Hay muchas marcas ahora y está rico. Es mejor si se puede comprar bio.

Hay casas naturistas donde se puede comprar cereales también y semillas como linaza, chia, ajonjolí, etc. En Madre Natura he visto de todo. Y si no, cerca a los mercados suele haber algún distribuidor.

Leches vegetales y “lácteos”

Leche de soya encontramos en todos lados ahora. En el supermercado hay muchas marcas y presentaciones: en polvo, evaporada, lista para beber.

Otro tipo de leches vegetales no hay mucha variedad. He visto en Vivanda que venden leche de arroz en polvo pero es bastante cara. Y también tenían una leche vegetal con chocolate, pero igual más cara que las leches chocolatadas de vaca.  Da pena que no haya más oferta, se podría hacer leche de arroz, de almendra, de quinua, de avena, etc.

En todo caso, siempre está la posibilidad de hacerla en casa y más natural.

Respecto al yogur, solo hay la marca Soyvida para beber. Pero utilizan el colorante de cochinilla para darle color a la fresa y durazno así que no son aptos para vegetarianos. Yogur natural de soya he visto en Madre Natura y seguro hay en otras casas naturistas.

Quesos veganos no hay en Lima :(

Actualización: me dicen en un comentario que hay una opción de leches vegetales en Facebook:

https://www.facebook.com/lechesveganaslacow

No la he probado pero si la prueban me cuentan.

 

Agar agar

Me olvidaba del agar agar, tan útil para reemplazar la gelatina en las recetas. Yo la compro en dos formas: en polvo y entera.

Entera es más fácil de conseguir, la venden en el mercado donde compras verduras chinas y algas. Viene en un paquete que cuesta 10 soles. Es de color transparente.

En polvo se puede conseguir en las tiendas donde venden insumos para pastelería y abarrotes. La venden al peso. No recuerdo la dirección exacta de ninguna ahora.

 

Bueno, es la poca información que tengo ahora y que puedo compartir con ustedes. Si encuentro algo nuevo o tienen algún dato adicional me avisan para incluir la información.

Saludos!

Anuncios




Papa rellena

10 11 2009

En el Perú tenemos muchísimas variedades de papa y su cultivo tiene aproximadamente 8 mil años de antigüedad. De ahí que muchos de los platos más tradicionales tengan este tubérculo entre sus ingredientes.  Algunos ejemplos son la papa a la huancaína, la causa rellena y la que preparé hoy: la papa rellena.

Este plato es rico, fácil y muy versátil. Se suele comer acompañado de arroz (acá en el Perú TODO se come con arroz) y con salsa criolla: cebolla cortada en juliana, perejil picado y ají amarillo, limón y sal.  Servido así es un plato principal.  Pero también se puede servir como entrada si obviamos el arroz.  De ambas maneras funciona.

La masa se hace con papa blanca. En casa, mi madre siempre mezcló yuca y camote en la masa para darle mejor consistencia y un toque dulzón. Queda muy bien :)   Yo no le puse camote porque no tenía e igual quedó buenísima.

P1020014

 

Ingredientes (para 4 ó 5 papas)

  • 7 papas blancas medianas
  • 2 yucas (del tamaño de las papas aprox)
  • 1 taza de carne de soya hidratada (la más fina)
  • 1 cebolla roja grande
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • una ramita de perejil
  • 2 cucharadas de aceituna
  • 2 cucharadas de pasas
  • harina
  • sal y pimienta

Preparación

Cocer las papas en agua con sal, pelarlas cuando estén calientes, pasarlas por el prensa papas y dejar enfriar. Hacer lo mismo con la yuca. Unir ambas.

En una sartén dorar el ajo, luego freir la cebolla picada y cuando esté transparente, agregar el tomate picado. Dejar que cocine. 

A continuación se agrega la soya bien exprimida y se mezcla bien.  Es el momento de agregar los sabores: sal, pimienta, perejil picado, aceituna picada y pasas. Una vez que el guiso está listo procedemos a formar las papas.

La masa de papa se divide en porciones iguales, unas 4 ó 5.  Se toma una porción con la mano y se aplasta como haciendo una tortilla.  Se coloca una cucharada del relleno bien servida en el centro y con la ayuda de la otra mano formar la papa cerrando la tortilla. Con ambas manos se da forma cuidando que quede bien sellada.  Se pasa cada papa por harina y se frien en abundante caliente. Deben quedar doradas y crocantes :)

 





Olluquito con soya

28 10 2009

Empezamos con las recetas :)

Ésta en particular nunca fue mi favorita. Lo diré sin vergüenza: odiaba este plato. El tradicional es con carne de vaca y recuerdo que cuando mi madre lo preparaba, no sé qué me molestaba más: los pedazos de carne o el olluco. En fin, luego de muuuchos años decidí darle otra oportunidad y pasó la prueba, esta vez con soya.

olluquitoconsoya

Ingredientes (2 personas)

  • 1/2 kilo olluco
  • 100 gr de carne de soya
  • 1 cebolla morada
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • vino tinto
  • sal, orégano, comino al gusto

Preparación

Cortar el olluco en juliana, lo más fino posible. Lavar bien hasta que el agua no salga amarilla. Dejar escurrir. Hidratar la soya con un poco de agua.

Mientras tanto, en una olla mediana dorar los ajos picados con un poco de aceite. Una vez dorados, agregar la cebolla picada y el tomate también picado. Cuando la cebolla haya cristalizado y el tomate se haya deshecho, agregar un chorrito de vino y esperar a que se reduzca. Agregar también una pizca de comino y orégano si se desea.

Agregar la soya bien escurrida a la olla y dejar que dore y se impregne del aderezo por unos minutos. Finalmente, agregar el olluco y cubrir todo con agua suficiente para la cocción.

Cocinar por aproximadamente 20 minutos o hasta que el olluco esté tierno. Servir con arroz y disfrutar.





Todo entra por los ojos

28 10 2009

Así dicen, al menos. O también: más vale malo conocido que bueno por conocer. Así que si veo algo que resulta conocido, será más probable que lo acepte, no?

Seré sincera: no me gusta la idea de sustituir la carne en las comidas por algo que parece carne. Yo prefiero las verduras con cereales o granos, lo más simple posible.  Pero la idea de este blog es mostrar que se puede lograr el mismo resultado (o muy parecido) con ingredientes 100% vegetales. Así que nos adentraremos en el mundo de los sustitutos de la carne, al menos en apariencia.

Como ya dije antes, el sabor de la carne en la mayoría de estos platos no está dado por ella misma sino por lo que la acompaña. Es mi opinión y sé que hay quienes piensan distinto. Vale.

Carne de soya

El más conocido de los sucedáneos es la soya texturizada o “carne de soya”. Se trata de la proteína aislada del frejol de soya, que se ha sometido a un proceso industrial para darle otra apariencia. Se puede encontrar en cualquier supermercado y viene en paquetes y variedades. Hay una marrón oscura (versión carne roja) y una sin color (versión carne blanca). También hay tamaños varios: muy fina, en cubos o incluso en filetes. Se adapta muy bien a cualquier plato y si está bien aderezada hay quien no se entera que es soya lo que está comiendo.

Seitán o carne de gluten

Probé el seitán por primera vez en un restaurante. No he visto que lo vendan preparado en Lima, así que la única forma que conozco de obtenerlo es hacerlo uno mismo. Vale la pena.

El seitán es proteína de trigo a la que se le han añadido condimentos varios para darle sabor y textura. La forma más fácil de preparalo es comprar la harina de gluten (se consigue en los mercados) y preparalo uno mismo. Se hace una masa, se hierve o cuece al vapor y listo. Lo bueno que tiene es que rinde bastante y además que uno mismo puede variar los condimentos para jugar con los sabores.

Ah, olvidé decir que en algunos supermercados he visto carne de gluten deshidratada en láminas pequeñas, parecida a la carne de soya. Se usa de la misma forma que ésta y es diferente al seitán que describí antes.

Tofu

El tofu no pretende ser un sucedáneo de la carne. Es el cuajo de la leche de soya y su aspecto se acerca más al del queso fresco. Su sabor es muy suave y algunos dirán que no sabe a nada. Lo cierto es que como tiene sabor neutro, viene bien para reemplazar la carne en algunos platos ya que absorve el sabor de los condimentos.

Champiñones y Portobellos

Ya, esto se parece menos aún a la carne pero en algunos platos hace buen reemplazo. Para aquellos que quieren ver “algo más” en el plato es un buen acompañante. Un portobello asado a la parrilla con pan, lechuga y tomate pasa como hamburguesa aunque el sabor sí será distinto.

Legumbres

Sí, legumbres: frejoles, lentejas, etc. Cocidas y aplastadas se mezclan con otras cosillas y se transforman en hamburguesas, albóndigas, filetes deliciosos y nutritivos. No sirven mucho para los guisos porque al cocinarse en la olla tienden a deshacerse, pero sí funcionan bien como acompañamiento.

Estos son los sustitutos que utilizo normalmente, para darle un aspecto más “normal” a los platos cuando lo necesito. Sirve mucho cuando hay invitados o simplemente para darle variedad y de paso agregamos nutrientes.