Panqueques veganos

20 06 2013

Es fin de semana y no tienes que levantarte temprano. No tienes prisa. Afuera hace frío y no tienes ganas de asomar la nariz a la calle.  Mejor te quedas en casa, te preparas algo rico de desayunar y te envuelves en tu manta con un buen libro o una película.  O quizás es tarde no tienes ganas de salir y te apetece un dulce. Algo calórico, para engreir al cuerpo y combatir el bajoneo invernal.

Esta receta es ideal para mimarse o mimar a tus seres queridos y es de esas recetas que encantan a todos porque se pueden hacer en familia.

En casa de mamá, la hacíamos seguido los fines de semana que teníamos más tiempo para compartir en la mesa. La receta no era vegana, llevaba leche, pero esta versión vegana es igual de buena.

DSC_0035

Ingredientes (14 unidades aprox)

  • 1 1/3 Tazas harina
  • 1 cda azúcar
  • 1 1/2 tazas leche soja
  • 2 cdas aceite neutro
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1/4 cdta sal
  • 1 cdta extracto vainilla
  • 1.5 cda agua aprox

Preparación

En un tazón mezclar los líquidos: leche de soja, aceite, vainilla y azúcar, con varillas para que el aceite se integre al resto.

Aparte, mezclar los ingredientes secos: harina tamizada, polvo de hornear, sal.

Echar de a pocos los ingredientes secos en los líquidos. Mezclar con varillas para evitar que se formen grumos.

Agregar una a dos cucharadas de agua a la mezcla, dependiendo de la textura. Debe quedar espesa.

Calentar una sartén pequeña y untarla con aceite neutro. Suficiente para que no se pegue la masa.

Una vez que la sartén esté caliente, verter un poco de la masa en el centro formando un círculo. Yo pongo la masa en una jarra y la voy echando, pero si quieres que te queden todos los panqueques del mismo tamaño es mejor usar un cucharón para tomar siempre la misma cantidad de masa.

A fuego medio, esperar que se dore el panqueque. Sabemos que está dorado cuando por el lado de arriba se hicieron burbujas y está cocido. Dar la vuelta y esperar que dore del otro lado.

Para el siguiente, poner un poco de aceite más. Sería ideal en spray, pero sino se puede untar aceite con un papel para no excedernos.

Poner los panqueques en un plato y comerlos con lo que queramos: mermelada, chocolate, crema, frutas frescas, miel de maple.

Anuncios




Crema de zucchini y arroz

11 06 2013

Empezó a hacer frío en Lima y a mí me provoca tomar cremas de verduras.  Han probado hacerlas alguna vez? Es muy fácil y rápido. Además sirve como una entrada en la comida o una cenita ligera. Yo hago un poco más y dejo un poco para cenar.

Se puede hacer esta receta con muchas verduras. Yo la he probado con zapallo, zucchini y con tomate. Y se me ocurre ahora con brócoli, apio, poro, etc. o también mezclando varias.

En esta receta, yo le agregué arroz cocido para darle textura a la crema y no quede muy aguada. En las recetas no veganas, se usa crema de leche para darle textura pero como no tenemos esto en Lima, pues nos las arreglamos con lo que hay. También hay verduras más cremosas que otras, como el zapallo, a las que con un chorrito de leche de soja (sin endulzar) le podemos dar la textura de una crema.

IMG_20130603_204852

Ingredientes (4 personas)

  • 1 zucchini
  • 1/4 taza de arroz
  • media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • croutones (opcional) para servir o albahaca en polvo

Preparación

En una olla mediana, poner un poco de aceite de oliva y sofreír la cebolla cortada en cubitos. Cuando esté transparente, agregar el ajo picado. Echar un poco de sal y pimienta.

Echar el arroz y el zucchini pelado y cortado en dados. Dejar que se fría un poco unos minutos. Luego echar agua hasta cubrir la mezcla y tapar. Cocinar a fuego medio hasta que el arroz esté hecho. Si faltara agua, aumentar hasta que el arroz esté cocido.

Una vez que el arroz esté bien cocido (incluso cocido en exceso) tenemos dos opciones.  O ponemos toda la mezcla en la licuadora, de a pocos, para hacer la crema o la trituramos directamente en la olla con una batidora de inmersión. Yo utilizo esta última.

En ambos casos, es importante que la cocción tenga suficiente agua para que pueda quedar cremosa. En la licuadora, echar de a pocos la mezcla e ir licuando. Una vez que está todo licuado, volverlo a la olla.

No importa si quedan pedacitos de verduras, mientras sean pequeños. Corregir la sal y la pimienta y servir caliente espolvoreado con albahaca en polvo o con croutones (tostaditas de pan).